Revista Digital CECAN E3

Examinar. Entender. Evaluar

10 razones por las cuales el Valle del Cauca podría ser un referente mundial para el turismo

Fuente: La Papaya

Por: Felipe Velásquez

A continuación voy a dar 10 razones, 5 culturales y 5 geográficas que podrían posicionar al Valle del Cauca como un referente mundial en materia de turismo.

  1. Geografía – La primera de ellas es nuestra ubicación geográfica. La coordillera de los Andes es un eje ambiental e histórico que recoge referentes patrimoniales de vital importancia para la historia de América Latina. Si pensamos la coordillera como una ruta turística y un lugar de encuentro entonces tendríamos que agregar al inventario de referentes patrimoniales los petroglifos de Jamundí. De este modo podríamos anexarlos a Machu Pichu, Ciudad Perdida entre otros.
  2. Experiencias – Durante la década de los años noventa y hasta hace muy poco, la violencia ha azotado nuestra región. Esto ha hecho que en la mente de muchos visitantes nuestro departamento sea un lugar poco seguro. En la actualidad el turismo ha encontrado diferentes variaciones exóticas haciendo de este viaje una experiencia. En este orden de ideas para un turista viajar y conocer los lugares que antaño fueron violentos y a su vez evidenciar que su dinero está aportando a la construcción de la paz será sin duda una experiencia única e incomparable.
  3. Historias – La esclavitud, los procesos de mestizaje y las historias de dolor y resiliencia sin duda dejarán asombrados a los viajeros. Para ello primero que nada debemos conocerlas y aprenderlas nosotros mismos los vallecaucanos. Hablar de la historia de la salsa y cómo se convirtió en los gritos de guerra de las comunidades dominadas. La historia del conflicto, las haciendas, las plantaciones y la forma en que el baile se volvió, un paliativo de las injusticias, sin duda harán de la visita al Valle del Cauca una experiencia inolvidable.
  4. Calor humano – pese a la crudeza de las historias y los indicadores de violencia, los Vallecaucanos son personas alegres, risueñas y amables. El visitante sin duda se sentirá acogido en nuestra región que además cuenta con una gran cantidad de festividades que lo alegrarán.
  5. Riqueza histórica – pese a que muchos de nuestros monumentos históricos hayan desaparecido, la historia se puede recrear todavía con herramientas digitales y cómo no, la tradición oral. En la historia del Valle del Cauca podría leerse la historia del mundo: en sus bailes, monumentos, manifestaciones culturales y ancestrales. En nuestro departamento confluyen culturas pre colombinas que hacen referencia a migraciones provenientes del Asia; la esclavitud nos relaciona con los primeros pobladores en la Mesopotamia, tenemos influencias de Europa y mediante esta a su vez también del Norte de África y la cultura Árabe, de igual manera tenemos también referencias propias de América. Esta mezcla de elementos al parecer tan disímiles son un mosaico muy bello de mezclas que producen un buen producto. Para una muestra de ello podemos tomar un buen sancocho y explicar la historia de la mixtura y un buen producto.
  6. Gastronomía – unida a la historia de la humanidad anteriormente planteada podemos hacer referencia a su vez a la gastronomía. Una mezcla de cocina antillana, africana, criolla y española podría trasladarnos desde las cocinas de Madrid y Andalucía, al Valle del Cauca donde pueden comerse variaciones del cocido Madrileño que vendrían siendo el sancocho; los callos que podría ser un mondongo; o la paella, un atollado. La unión de nuestra historia, geografía y pisos térmicos nos permite tener una confluencia de productos exóticos que deleitarán el paladar de cualquier visitante.
  7. Ciudades – Urbanísticamente pocas ciudades cuentan con varias condiciones: por un lado estar bañada por 7 ríos como está Cali; por otro lado tenemos un corredor férreo que atraviesa la ciudad configurando el corredor verde; un eje ambiental de 18.5 kilómetros que vendría siendo el eje ambiental del río Cali; una red de bibliotecas públicas muy bien interconectada, el segundo río de Colombia que atraviesa el departamento: el Cauca, 2 torres mudéjares en América Latina y un estilo arquitectónico único en el mundo que proviene de una mezcla aparentemente des contextualizada de estilos que crea un estilo propio.
  8. Arte – los diamantes se cuecen a una altísima presión, lo cual convierte el carbón en una piedra preciosa. Lo mismo ha ocurrido con el Valle del Cauca, el peso de la historia y los procesos que hemos afrontado han hecho del arte en sus diferentes expresiones un caballito de batalla que al igual que el expresionismo alemán o el impresionismo francés podrían constituir en si mismos un estilo artístico: el Vallecaucanismo. Una mezcla de delirancia histórica y romanticismo que contiene en el fondo una identidad anhelada y férrea. Pese a que muchos Vallecaucanos no lo creen o no lo aceptan, en el fondo sí existe regionalismo, sentido de unidad y amor a la tierra. El arte vallecaucano se diferencia de otros primero que nada por la viveza de los colores y la expresión, son elementos que podemos encontrar en las pinturas de Rayo, las cerámicas de Phazan, Tejada, Óscar Muñoz, entre otros. Aunque pareciera que no existe una línea definida, en el fondo es el territorio el que nos conecta y muy en el fondo también ese anhelo conjunto de definirnos como unidad. El cruce de las artes a su vez nos lleva al teatro del TEC (Teatro experimental de Cali), la música y la coreografía de Delirio o el Mulato. Toda esta riqueza cultural, aparentemente desconectada en el fondo crea un cruce de lenguajes que yo me atrevería a llamar Vallecaucanismo, ya que pareciera no tener comunes denominadores pero yo creería que si los tienen. Son una feliz coincidencia de la mezcla.
  9. Baile – una de las principales razones por las cuales los turistas deciden viajar a América Latina es por el exotismo del destino. Al viajero le gusta encontrar en nuestras ciudades influencias de diferentes lugares del mundo y a su vez el baile es una actividad que permite una terapia para el alma. Los viajeros que vienen se sienten maravillados por ver la sincronía de las personas al bailar. La música es una gran terapia frente a la depresión. Según el portal Medios y pacientes alrededor de 30 millones de personas en Europa sufren de depresión. Lo que para unos representa una enfermedad para otros, en este caso nosotros, representa una cura. El baile puede curar las depresiones más agudas. El motivo de ello es que permite movilizar las células del cuerpo, irriga el cerebro y crea una sensación de unidad con otros que diluye los síntomas de la depresión. Por ello si usted quiere sentirse uno con el otro salga a bailar. En Cali ahora mismo se está haciendo la calle de la salsa en el barrio obrero y para la depresión no hay nada como ver a otros siendo uno solo a través de la música.
  10. Aviturismo – nuestros corredores ambientales crean una variedad de especies de aves única en el mundo. Según la revista Semana en el Valle del Cauca contamos con con 561 especies: 487 residentes, 72 migratorias y 2 introducidas. La biodiversidad de todo Estados Unidos y Canadá juntos. Sin duda una experiencia que usted nunca olvidará. Para cerrar este articulo como debe ser quiero decir que el Valle del Cauca lo conectará con lo más profundo del alma humana. Solo esta fuerza espiritual del fondo del alma humana es capaz de hacer que las comunidades sean capaces de volver a pararse después de tanto dolor y tantas injusticias. Solo en medio de la crudeza del trato que vivieron los esclavos durante la conquista se puede germinar un baile tan bello como la salsa. El amor es lo que nos permite día a día levantarnos pese a las noticias de líderes sociales asesinados, maltrato animal, inequidad social, entre otros. Si usted viene al Valle del Cauca en todas partes lo tratarán como no lo tratan ni en su casa, amor, linda, corazón. El Valle del Cauca respira amor por todos sus poros.