Revista Digital CECAN E3

Examinar. Entender. Evaluar

Algunos cambios necesarios en el sistema político en Colombia

«La democracia es según dicen la peor forma de gobierno si se exceptúan las demás que se han ensayado.»

Winston Churchill

Personalmente, comparto esta apreciación con el estadista inglés.

Por eso, a pesar de que considero que en Colombia requerimos unos cambios en nuestro sistema político, no creo que debamos ensayar con algo diferente a la democracia. Sin embargo, dentro de este sistema político podemos encontrar un amplio y variado espectro de opciones para llevar a cabo el ideal democrático de defender la soberanía del Pueblo y el derecho del Pueblo a elegir y controlar a sus gobernantes.

Podemos tener una democracia representativa, en la que los ciudadanos con derecho a voto ejercen su poder político eligiendo unos representantes ya sea un partido o personas en concreto. En este caso es una democracia indirecta. Este sistema es el que Colombia ha tenido a lo largo de su vida republicana.

De otro lado, está la democracia directa, en el que los ciudadanos deben ser consultados para todas las decisiones, y en el medio está la democracia mixta en que se pueden tener representantes elegidos y mecanismos de consulta para diferentes decisiones.

A partir de la séptima papeleta y con la Constitución de 1991, se hizo un esfuerzo por convertir esa democracia representativa en una democracia mixta, que se llamó Democracia Participativa, que a mi manera de ver no ha sido lo que se esperaba. Por ejemplo, el plebiscito es uno de los mecanismos de participación que incluyó la Constitución de 1991 para que el Pueblo pudiera decidir sus designios. Sin embargo, en 2016 cuando se hizo el plebiscito para refrendar los acuerdos de paz de La Habana con las FARC, no se siguió la voluntad de los votantes, lo que muestra la poca fuerza vinculante que tuvo ese ejercicio, tal vez por el poco margen de votos con los que ganó el NO, que le permitió al Presidente Santos justificar sus actos en la democracia representativa.

Es mi parecer, que debemos pasar al siguiente nivel en el sistema democrático. Debemos fortalecer la Democracia Participativa para que sea más directa, para que sea más vinculante y para que nos permita a los ciudadanos mantener el control sobre nuestro país.

Para fortalecerla podemos tener cosas como por ejemplo, si un grupo de ciudadanos tiene una iniciativa y recoge 300.000 firmas en 6 meses que la apoyen, esa iniciativa debería ser llevada a un referendo para que los ciudadanos voten si la quieren convertir en ley o no. Pero además si el congreso saca una nueva ley, y se consiguen 150.000 firmas en 3 meses pidiendo que esa ley sea derogada, esa nueva ley debería ser derogada. Con estos mecanismos efectivamente vinculantes, evitaríamos que el gobierno de turno instaure cuanto programa se le ocurra sin tener en cuenta si lo puede financiar sin endeudarse o no; y sobre todo, evitaría que el gobierno aumente los niveles de los impuestos sin la autorización del pueblo que al final es el que los paga.

Si reducimos el número de congresistas y ampliamos los periodos de elección, podremos ahorrar recursos que nos permitan pagar mecanismos como el referendo y el plebiscito. Pero además se debe trabajar en el voto electrónico con tecnologías como el Blockchain para garantizar los resultados de estas votaciones y reducir sus costos.