Revista Digital CECAN E3

Examinar. Entender. Evaluar

Apoyos tecnológicos para la formación de competencias para el trabajo y el desarrollo humano.

Debido a los avances en la tecnología podemos decir que se ha logrado una transformación en la enseñanza. Varias son las ventajas que ofrece el aprendizaje móvil, muchas de las cuales requieren replantear metodologías y estándares en la educación. La tendencia actual en educación está enfocada a que, en el futuro, cada vez más se utilicen estos aparatos en las aulas, en los centros educativos y culturales.

Es un hecho real que la popularidad del uso de la tecnología móvil (teléfonos inteligentes y Tablet PC) viene creciendo a pasos agigantados por la mayoría de las personas, gracias a que el acceso a una conexión a internet casi ilimitado y desde cualquier lugar, ha posibilitado entre otros aspectos la aparición de un nuevo enfoque del e-learning (aprendizaje a través de internet) conocido como aprendizaje móvil (Mobile Learning). Es así, como el Mobile Learning posibilita un aprendizaje más personalizado y en cualquier situación, aprovechando los diferentes contextos de aprendizaje que nos ofrece la cotidianidad de nuestras vidas y en particular los aprendizajes desarrollados en el SENA.

Hoy es mucho más fácil tener acceso al uso de un teléfono móvil inteligente (Smartphone), en ellos tenemos aplicaciones que nos permiten realizar compras, jugar, identificar lugares como restaurantes, tiendas deportivas, lugares en el mundo, estaciones de radio, vídeos musicales, ver películas, televisión, y muchas más opciones.

Debido a los avances en la tecnología podemos decir que se ha logrado una transformación en la enseñanza. Méndez Coronel señala que “en la sociedad de la información, los avances tecnológicos son una propuesta enriquecedora que ha beneficiado el ámbito educativo, puesto que cada vez son más los docentes que recurren al servicio de efectivas aplicaciones para llevar a cabo el proceso de enseñanza-aprendizaje en el estudiante.”

Varias son las ventajas que ofrece el aprendizaje móvil, muchas de las cuales requieren replantear metodologías y estándares en la educación; principalmente en este caso la forma en que los instructores se comunican con sus aprendices. Algunas de ellas son:

 ● Permite la comunicación en tiempo real entre aprendices e instructores.

● Agiliza y vuelve más eficiente la distribución de contenidos y materiales.

● Aplicaciones y servicios como Dropbox permiten no sólo almacenar información en la nube, sino también compartirla con otras personas.

● Elimina la barrera geográfica en el aprendizaje.

● Promueve que los aprendices sean más activos durante el proceso de aprendizaje.

De lo que se trata, entonces, es que las nuevas generaciones logren el conocimiento de manera más flexible, dando realce a los avances en comunicación que la sociedad actual maneja. Consideramos que para cubrir esa necesidad surge la educación en línea (Mobile Learning) con la finalidad de lograr un conocimiento flexible, independiente y colaborativo.

El aprendizaje móvil va dirigido a aprovechar las nuevas tecnologías de información y la comunicación con el fin de facilitar, apoyar y mejorar el proceso de enseñanza-aprendizaje.

Es así como creemos que los avances tecnológicos dan respuesta a las necesidades que plantea esta sociedad. Así, en una sociedad en movimiento surgen las tecnologías móviles para dar respuesta a las necesidades constantes de acceso a la información y de comunicación. El uso de estas tecnologías comienza a generalizarse a principios del siglo XXI, cuando los teléfonos y ordenadores que dependían de cables, y que en definitiva frenaban la movilidad, comienzan a ser sustituidos por sus homólogos inalámbricos.

Pero estas tecnologías no se han limitado a dar respuestas, sino que su uso extendido ha revolucionado la forma de entender la comunicación y la educación. En este sentido, Castells (2006:11) plantea que el advenimiento de las tecnologías móviles conlleva una serie de interrogantes acerca de los efectos de la generalización de estas tecnologías sobre la vida cotidiana.

De igual forma, es importante manifestar que, en las últimas décadas, la educación ha sufrido importantes cambios propiciados por el desarrollo de las tecnologías que han modificado las formas de acceso y difusión de la información y los modos de comunicación entre los individuos, entre los individuos y las máquinas y entre las propias máquinas.

En tal sentido retomemos la historia, los primeros sistemas de aprendizaje online estaban basados en la arquitectura cliente-servidor o centralizados en un servidor. Según Yang (2006) esto no deja de ser una metáfora de la tradicional relación profesor-alumno, que refleja los escenarios de aprendizaje del mundo real en el que los maestros son productores de contenido y los alumnos son consumidores.

El e-Learning, caracterizado por la separación espacial entre el docente y el estudiante y por el uso de medios tecnológicos para desarrollar el proceso de enseñanza y aprendizaje, constituyó un avance en educación mejorando los tradicionales sistemas de educación a distancia y otorgando a éstos flexibilidad, permanencia y sincronía.

El e-Learning cuenta con numerosas ventajas como la adaptabilidad, ya que permite el acceso al aprendizaje a personas que por determinadas circunstancias no podrían acceder a él; la flexibilidad, ya que el estudiante es quien decide cuándo y cómo afrontar su estudio; la ubicuidad, pues, estudiantes y docentes pueden utilizar el entorno tecnológico desde cualquier lugar; aprendizaje a la carta; y la posibilidad de realizar un aprendizaje colaborativo.

El m-Learning se basa fundamentalmente en el aprovechamiento de las tecnologías móviles como base del proceso de aprendizaje. Por tanto, es un proceso de enseñanza y aprendizaje que tiene lugar en distintos contextos (virtuales o físicos) y/o haciendo uso de tecnologías móviles.

El término “tecnología móvil” se vincula al ámbito de las comunicaciones móviles y describe las capacidades de comunicación electrónica de forma no cableada o fija entre puntos remotos y en movimiento. Las tecnologías móviles propician que el usuario – estudiante no precise estar en un lugar predeterminado para aprender y constituyen un paso hacia el aprendizaje en cualquier momento y en cualquier lugar, un avance que nos acerca al Ubiquitous Learning (uLearning), el potencial horizonte final de la combinación entre las tecnologías y los procesos de aprendizaje.

 Este horizonte, cada vez más cercano, se vislumbra como respuesta a las necesidades de aprendizaje continuo de una sociedad basada en el conocimiento, y ratifica que el uso de dispositivos móviles en educación se convierte en un elemento fundamental en la construcción de conocimiento, debido a que con la utilización de estas tecnologías se incrementan las posibilidades de interactuar con el conocimiento y mejora la comunicación. Así las cosas, la tendencia actual en educación está enfocada a que, en el futuro, cada vez más se utilicen estos aparatos en las aulas, en los centros educativos y culturales.