Colombia en la transición a la factura electrónica

149

La Factura Electrónica es el nuevo mecanismo de facturación que quiere implementar la DIAN en Colombia para disminuir la evasión fiscal y el fraude en las empresas del país. Además, busca impulsar la economía de los diferentes sectores, optimizar los procesos internos de una organización para tener mejor control y evitar la corrupción. Es una apuesta del gobierno nacional para conocer en tiempo real las transacciones de los colombianos, de las empresas y lograr la adaptación a las nuevas tecnologías.

El formato de Factura Electrónica es implementado en el país a través del decreto 2242 del 2015: «Por el cual se reglamentan las condiciones de expedición e interoperabilidad de la factura electrónica con fines de masificación y control fiscal»; siendo su principal documento sombrilla el Decreto Único Reglamentario 1625 de 2016 que compila y racionaliza normas de carácter reglamentario en materia tributaria, para así tener instrumentos jurídicos únicos.

El proceso de estructuración, organización y fundamentación de la factura electrónica ha tenido varias fases a lo largo de su implementación que se componen de la siguiente manera:

  • La creación del proyecto de ley 223 de 1995 que es el inicio formal a lo que hoy conocemos como factura electrónica
  • Formulación e iniciación del proyecto en el año 2015
  • Creación del decreto 2245 del 2015 que reglamenta la factura electrónica
  • Es en el 2016 nace la normalización de la ley 1819 del 2016 que adopta una reforma tributaria estructural y fortalece los mecanismos para la lucha contra la evasión y la elusión fiscal, entre otras disposiciones.

Desde el primero de enero del año 2020 entró en vigencia la resolución de la Dian que pretende estimular el uso de la factura electrónica y disminuir progresivamente el uso de la factura en papel: en un 30% (2020); un 20% (2021) y un 10% (2022).

Hassan Mohamed Taleb, administrador de empresas y web master, nos explica cómo funciona la factura electrónica, los beneficios que les trae a las empresas, los beneficios para el país y nos cuenta si realmente es un buen mecanismo para la evasión fiscal.

Hassan Mohamed Taleb

Las empresas tienen la opción de facturar electrónicamente por medio del software contratado por el facturador electrónico, a través de la solución gratuita propuesta por la Dian o los proveedores autorizados por esta entidad, publicados en su página web.

La Dian impondrá sanciones a las empresas que no facturen electrónicamente, cometan errores o tengan irregularidades en sus procesos. Las entidades que tengan problemas con el software y no puedan emitir factura electrónica, y siempre y cuando demuestran que expidieron factura o documentos equivalentes vigentes mediante métodos tradicionales, no recibirán penalidad alguna.

Las empresas que se equivoquen en la emisión de factura se les sancionará con el 1% del valor total de la venta, y así con todas y cada una de las facturas incorrectas, por eso deben conocer a profundidad los requisitos que componen la factura electrónica.

La otra forma de penalidad es el cierre del establecimiento por incumplimiento fundamental de facturar,  de no tener registro de las ventas y actividades realizadas en la organización, entre otras características básicas que no se realicen.

Según el artículo 651 de Estatuto Tributario, también pueden recibir una multa, que no supere 15.000 UVT, por no enviar información tributaria solicitada, no enviarla a tiempo o enviarla con errores; la sanción tendría vigencia cuando la información suministrada a la DIAN presente errores de alguna naturaleza o no corresponda con lo solicitado.  El castigo quedaría de la siguiente manera:

  • El cinco por ciento (5%) de las sumas respecto de las cuales no se suministró la información exigida
  • El cuatro por ciento (4%) de las sumas respecto de las cuales se suministró en forma errónea.
  • El tres por ciento (3%) de las sumas respecto de las cuales se suministró de forma extemporánea.

Taleb explica sí realmente la facturación electrónica es una forma eficaz de evitar la evasión y también sobre si en Colombia estamos preparados para una transición tecnológica:

El Gobierno Nacional espera que la factura electrónica sirva para evitar la evasión y ayude a tener un mejor control fiscal, y así lograr invertir más en obras sociales en el país; por otro lado, los empresarios y trabajadores manifiestan que la implementación de este nuevo mecanismo aumentará el trabajo en las empresas y que aún muchos compradores complican el proceso por la demora de entrega de la documentación.

Nota de la editora:

Este artículo de tecnología es realizado bajo el acompañamiento y asesoría de las siguientes empresas:

Los comentarios están cerrados.