Revista Digital CECAN E3

Examinar. Entender. Evaluar

Economía y salud: jaque doble

Nunca antes la humanidad estuvo al borde del colapso y con gobiernos entre la espada y la pared: aíslan a todo el mundo para prevenir el desborde de sus sistemas de salud o reactivan la economía para evitar que la gente muera de hambre.

Después de los brotes preocupantes como los de España, Italia o Estados Unidos otros países optaron por los aislamientos preventivos obligatorios y en Colombia no fuimos la excepción, y aunque muchos sectores económicos han venido siendo exceptuados, esto suscita más gente en las calles y los lógicos crecimientos en las curvas de nuevos contagiados y fallecidos por Covid-19. Un jaque doble nos ha sido propuesto: ¿economía o salud?

Recordemos que existen tres acciones a realizar cuando un rey ha sido puesto en jaque: capturar la pieza que amenaza el rey, interferir el ataque con una pieza propia o mover el rey. Cuando el rey es víctima de un ataque doble simultáneo, la única opción posible es moverlo y esta es la situación en la que nos encontramos actualmente, nuestra salud y economía están siendo atacadas a la vez y solo tenemos una respuesta posible: mover el rey.

El rey es la pieza más importante en el juego, si el rey cae se acaba la partida. En la estrategia empresarial el rey es el objetivo que se ha propuesto alcanzar. Para algunos será el formar parte del reducido 30% de las empresas que sobreviven a los primeros cinco años de existencia; para otros puede ser el conseguir un negocio estratégico o para otros más sería el acceder exitosamente a un nuevo mercado y así, objetivos estratégicos para el crecimiento sostenible de la empresa o emprendimiento.

Aunque la actitud del jugador, me refiero al emprendedor o empresario, es de jugar a ganar debe partir desde una sólida y férrea defensa que le permita ir firmemente al ataque sin dudar, pero cuando al frente tiene un rival tan fuerte como el coronavirus vale la pena detenerse a pensar un momento y preparar una movida ganadora. La Covid-19 realizó un jaque doble y ya se sabe que la única opción es mover el rey. En la entrada anterior mencionaba que el mover el rey supone, esta situación coyuntural no es la excepción, una intención de cambio, buscar un nuevo aire.

Hay que saber bien a dónde mover el rey no sea que nuevamente se caiga en un jaque peor provocando así una red de mate inevitable.  Quiero exponer dos de los tantos casos de negocios que al estar bajo un jaque doble movieron su rey de manera exitosa:

  • Emprendimientos o empresas del sector textil cambiaron su producción rutinaria de prendas de vestir por la elaboración de elementos de bioseguridad como los tapabocas, batas, trajes antifluidos, gorros y demás implementos necesarios para el sector salud. Tenían la infraestructura necesaria y mover su rey de esta manera resultó de manera satisfactoria.
  • Comerciantes que se vieron ahogados por los arriendos de sus locales ahora improductivos, decidieron entregarlos y se dieron cuenta que podían funcionar tranquilamente desde sus casas obteniendo así una disminución importante en sus costos, gracias entre otras cosas, a la facilidad que brinda la tecnología.

Este jaque doble al que nos hemos visto expuestos en los últimos meses es una gran oportunidad. Quizás ahora exista la opción de acceder a un nuevo mercado o lanzar un nuevo producto. Las posibilidades son infinitas y quien se adapte mejor al cambio tiene más probabilidades de salir adelante con éxito. Por eso es importante tener en cuenta lo siguiente:

  • No dejarse dominar del miedo que produce un jaque doble como el que se vive actualmente. Actuar tranquilamente después de un análisis profundo de la situación viendo nuevas fortalezas adquiridas, debilidades potenciales, oportunidades por aprovechar y nuevas posibles amenazas.
  • Mover el rey a un lugar seguro y resguardado en el que no hayan opciones de generar nuevas debilidades o perder piezas o nuevos jaques. En lo posible mover el negocio hacia donde se pueda aprovechar la infraestructura actual o se tenga conocimientos que permitan una adaptación e implementación rápida.
  • Contra-atacar buscando una victoria contundente. Esto significa acaparar más mercado, obtener y mantener nuevos clientes, aumentar las ventas controlando los costos siendo más eficientes.
  • Conseguir un flujo de caja sano que permita asegurar los ingresos y cubrir las obligaciones.
  • Aprender de lo vivido y prepararse para que, en situaciones similares en el futuro, se cuente con una contingencia que permita pasar el momento sin dificultades.

Si estás [email protected] en resolver cómo salir del jaque doble que dio el coronavirus, no dudes en escribirme a [email protected]

Felipe Franco

@CamEmprendedor