Emprendimiento con propósito

144

Todo emprendimiento comienza con un sueño y todo sueño tiene detrás a un soñador.

Soñar es entonces una característica fundamental de los emprendedores, pero no todo soñador decide pasar a la acción y convertirse en un emprendedor. De acuerdo con el GEM en “Estudio de la actividad empresarial en Colombia, año 2017” el 62% de los colombianos ven el emprendimiento como una opción de carrera, pero solo el 10% se lanza a generar un emprendimiento naciente.

Según este estudio uno de los factores que influyen en gran medida a que no haya más emprendimientos nacientes, es la percepción que tienen los colombianos del miedo a fracasar, lo que inhibe su capacidad de actuar. Y precisamente ese miedo al fracaso se ve alimentado por la falta de vocación, es decir que las personas ven en el emprendimiento como una alternativa, pero no tienen un verdadero propósito que los impulse a crearlo y a travesar sus miedos.

Para ilustrar lo anterior presentamos la historia de María, una colombiana de 40 años que durante toda su vida laboral se desempeñó como ejecutiva para grandes empresas.  A pesar de que para el mundo podría verse como una persona “exitosa”, interiormente ella sentía que durante gran parte de su vida había trabajado para el sueño de otras personas y no para el suyo. Un día, cansada de postergar decide darle vida a su verdadero sueño y se lanza a la aventura de emprender, aplicando la metodología de crear un emprendimiento con propósito este es el camino que cruzó María:  

A pesar que el camino de María y de cualquier emprendedor está lleno de retos, desafíos y sacrificios cuando emprendes por un verdadero propósito de vida la recompensa es disfrutar todos los días de estas dificultades y transformarlas en oportunidades. Por eso la invitación principal a los emprendedores es no dejarse  vencer por el miedo a fracasar, lanzarse a vivir ese sueño que tanto ha deseado, y recordar  que el emprendimiento no es un arte ni una ciencia, requiere de la acción y capacidad de aprender con pasión.

Los comentarios están cerrados.