Revista Digital CECAN E3

Examinar. Entender. Evaluar

En las tripas de la masa crítica¹ – encuadre de esquina

Nota: se le advierte que quien escribe es ciclista.

Un fantasma recorre el mundo, el fantasma del ciclismo. Y para resistir la marea se tratan como usuarios de la bici, bici-usuarios propiamente dice el esperpento lingüístico.

Esperpento porque nos obligaría, por pura lógica, a llamar a cada cual por su modo de movilizarse: moto-usuarios, carro-usuarios; zapato-usuarios sería la corona del esperpento. Salgamos de la zona de ruido que reduce las personas a usuarias, derivado en sujeto que consume, y llamemos al fantasma por su nombre: ciclismo.

En concordancia entonces que se abran las formas de nombrar: motociclistas, automovilistas (sin serlo); quien va en bus sencillamente viaja, porque la caracterización se corresponde con la intensidad de la experiencia involucrada en la relación persona- máquina cuando se está conduciendo.

Ciclismo, a fuerza de repetirse, tiende a ser entendido como deporte; la misma legislación colombiana así entendió la bicicleta desde que legisló sobre ella. En Cali por primera vez en el POT de 2001 se hace  el reconocimiento de la bici como medio de transporte.

De tal manera que este fantasma reclama su espacio en la vía, reivindicando su condición de modo de transporte, algo que desconoció el Código Nacional de Transporte de Colombia (CNTC), hasta que fue reformado por la Ley 1811 de 2016. En el  CNTC la bicicleta se trataba igual que si fuera una moto, con mismos deberes y derechos, luces y guirnaldas. La 1811 caracterizó como medio de transporte a la bicicleta y reformó el código aceptando el derecho a ocupar un carril; ni derecho ni izquierdo, un carril.

 Y aquí es donde la masa crítica² tiene sentido, pues, es el fantasma que reclama en concreto lo que por ley le ha sido concedido para proteger al ciclista y para ello adecuar  las condiciones para equiparse con los otros vehículos de la movilidad (las segregaciones) que son como las rueditas de la bici, mientras se condiciona el aprendizaje de los demás respecto a nuestra existencia en la vía. Reclama lo que por costumbre le es negado: seguridad. Seguridad entendida como lo define la Estrategia La Vida va en Bici: garantía de la vida, garantía de la integridad de la persona, garantía de tranquilidad y garantía de la propiedad que con tanta frecuencia nos hurtan.

¿Cómo cambiar esa costumbre? Esa que sale con arrogancia a señalar a la masa crítica diciendo que son “…ciclistas de forma arbitraria, caprichosa e ilegal, (que) se la  tomaron (la calle) agrediendo los derechos de movilidad de todos los demás” Agresiones, arbitrariedad, capricho e ilegalidad son acusaciones sin fundamento. Tal vez es exactamente al revés de lo que dice quien trina desde un carro.

Porque lo que son fuegos artificiales en TW, en las esquinas donde pasa la caravana se hace intensa, a veces conflictiva. Hombres aquí y hombres allá, cuando cambia el semáforo para dar vía a motociclistas y automovilistas, empiezan a tensionar. A veces empieza acá, a veces es de allá, el tono de la palabra va haciendo de las suyas en los estados de ánimo que allí se encuentran, que amenazan chocar, las palabras propiamente ya chocan, “por eso les pasa lo que les pasa” gritan de allá, pero también se ha escuchado de acá y a ese grito le acompañan las manos en movimientos amplios y bruscos y los rostros furiosos de aquí y de allá.

En otra esquina otro hecho de la masa crítica, esta vez cinco o más carriles (ver imagen), una llanura inmensa y ocurre a la hora de regreso para muchas personas que bajan en moto o en carro a sus casas al oriente (22:00 horas); la situación torna crítica cuando la caravana de la masa crítica, que en los videos dura en torno a minuto y medio, les hace perder un semáforo. Allí la tensión sube de nivel, ahora algunos motociclistas buscan ranuras, aceleran, señalan con impaciencia que no van a perder otro semáforo; en la línea de contención no hay respuesta, solo angustia de ver que la caravana no termina de pasar y con el siguiente cambio se decide abrir la represa, se parte la masa, más bien se reproduce, ahora son dos movimientos masivos: la cabeza y la cola. 300 ciclistas adelante, más de un centenar atrás. 

La impresión de quien se topa con la masa crítica y va en un carro es de choque anímico. Si es grande o pequeño el choque anímico depende del macho que lleve adentro, depende de lo adherida que está la persona a su plan, depende de la fuerza que dispone en su mano o en su pie, depende de la urgencia. Y lo que en realidad produce tensión es la urgencia. La urgencia de cumplir una cita o de llegar a casa. 

En ese encuadre de esquina de la masa crítica, la urgencia coproduce las explosiones y en algunas ocasiones el milímetro cara a cara que alerta sobre cuerpos que pueden hacerse daño. Otra vez dos hombres con urgencias, uno intentando ejercer su derecho a llegar a casa y el otro poseído por el fantasma del ciclismo reclamando el suyo. Si es por norma el Ministerio de Transporte ratificó que las caravanas de ciclistas tienen derecho al tránsito como caravanas. La brecha del semáforo tiene tanta complicación como cuando pasa una manifestación ciudadana y dura mucho menos, sólo que aquí el sujeto que ocupa la calle en manada es más vulnerable, tiene menos legitimidad de su reclamo, frente a ciudadanos que consideran que la muerte es algo ajeno a ellos y coarta su “libertad” de movilizarse.

El fantasma del ciclismo le dice a la costumbre que urgencia es una categoría que podría ayudarnos a diferenciar situaciones y bajarle a la tensión de una ciudad que tiene en sus cuentas más de 1.591 personas muertas en siniestros viales en los últimos cinco años, como dice el comunicado del 25 de febrero 2021 . No podemos ir todas las personas con urgencia de llegar, la urgencia es asunto de la vida o la integridad de la persona (camino a la atención médica), lo demás son afanes y cuando eso sucede entramos en las probabilidades altas de siniestros viales

¡Fuimos masa crítica el 25 de febrero de 2021 en Cali! #MoviendoMasas
#MasaCriticaMundial
#RodamosJuntasEnPaz

Notas a tener en cuenta:
1. ¿Qué es una masa crítica? Ver Masa Crítica (evento ciclista)

2. Esta rodada denunció que 41 ciclistas murieron en la vía en Cali en el 2020. Por eso rodó la  #MasaCrítica en Cali, para exigir-. celeridad en la construcción de ciclo infraestructura a Infraestructura Cali, enfrentar los hurtos a Seguridad Cali y condiciones para garantizar la integridad de ciclistas a Movilidad Cali