Revista Digital CECAN E3

Examinar. Entender. Evaluar

Fortalecimiento de los Partidos Políticos en Colombia

Los ejemplos del mal funcionamiento de los partidos políticos son muchos y recurrentes

Durante los últimos 30 años de mi vida he venido escuchando sobre la necesidad de fortalecer los partidos políticos en Colombia para poder tener una democracia verdadera y firme. Y ahora, nuevamente en época electoral, volvemos a ver candidatos cambiando de toldas lo que confirma que la política es dinámica y los partidos bastante permeables. Los ejemplos de mal funcionamiento de los partidos políticos son muchos y recurrentes. Se dice de ellos que son empresas electorales, que son dictaduras a punta de avales, que no obedecen a ningún ideario mas que al resultado electoral, etc.

Y se han creado leyes para fortalecerlos. Hay una ley de bancadas para que los partidos deban trabajar con unidad de criterios. Se les reembolsa a los partidos el dinero invertido en las campañas para reducir el riesgo de financiamiento de origen oscuro a las campañas. Se castiga la doble militancia para evitar el transfuguismo, es decir, la práctica política de cambiar de partido según le convenga al aspirante a candidato. Y los partidos siguen sin fortalecerse.

Como he pensado algún tiempo en ello, creo tener una solución. No es fácil y seguramente tendrá mucha oposición. Pero creo que es la única medida efectiva para fortalecer los partidos. Solo se requiere una reforma política que elimine la elección de alcaldes como la conocemos.

En el nuevo sistema, no habría tarjetón para la elección de alcalde. Solo habría tarjetón con lista de aspirantes al Concejo, igual que ahora. No habría listas cerradas. El orden de elegibilidad lo dan los votos obtenidos. El programa de gobierno lo inscribe el partido junto con la lista de aspirantes al concejo. Y el cargo de Alcalde, sería para el candidato a concejo mas votado en la lista del partido que mas votos obtenga. Aclaro, no para el candidato al concejo mas votado de toda la elección, sino para el candidato mas votado del partido que gane las elecciones. Se mantendría el sistema de umbral y cifra repartidora con los ajustes que requiera. También se mantendrían las listas de ciudadanos significativos para contrarrestar las dictaduras de los que se adueñan de los partidos.

Con esta reforma, desaparece el multiaval y esa práctica mercantilista de negociar el apoyo a los diferentes candidatos a alcalde sin importar el color político.

Cada candidato hará lo mejor por obtener la mayor votación en su partido y con eso solo puede aumentar los votos de su partido. Como el partido inscribe el programa de gobierno, todos los concejales del partido ganador tienen el mandato del electorado de apoyarlo.

Otra consecuencia importante de este sistema será que el fortalecimiento de los partidos se dará desde los municipios, es decir de las regiones hacia Bogotá. Es un verdadero cambio democrático, se empoderan las bases, y a pesar que la entrega de avales seguirá en manos de las directivas, las bases presionarán por mecanismos mas claros y participativos.

El régimen de inhabilidades se tendría que cambiar para evitar que un alcalde en ejercicio sea candidato al concejo para el período siguiente y evitar así la reeleccion.

Si después de unos cuantos períodos con este sistema se considera que el cambio fué beneficioso, se podría extender la medida a las elecciones de asambleas y gobernaciones. Por ahora creo que a las de congreso y presidente no es conveniente mientras se requiera en la legislación además de la representación de los partidos, también la de las minorías.

Si alguno de ustedes está de acuerdo con mi propuesta, le invito a compartirla con sus contactos y, quien sabe, tal vez llegue a las manos de algún congresista que la quiera convertir en Ley.

PABLO ANTONIO PEREZ VALENCIA.

@paperezvalencia

Visitas: 208