La inclusión laboral en Calzado Romulo, un ejemplo para Colombia.

178

En el Valle del Cauca, la Fábrica de Calzado Rómulo se ha destacado por la inclusión laboral, ha logrado vincular 25 colaboradores con discapacidad auditiva y 4 personas con movilidad reducida, de los cuales 20 están directamente con la empresa y 9 son practicantes Sena; además también cuenta con colaboradores madres cabeza de hogar, ex convictos y desplazados. En calzado Romulo no existe discriminación, brindan segundas oportunidades y ayudan al bienestar de las personas.

Por esta labor inclusiva, Rómulo Marín, fundador de Calzado Romulo, ha recibido varios reconocimientos, entre esos, dos de responsabilidad social, uno por parte del programa de televisión Conexión Remota y su campaña Di Sí Capacidad y el otro de la Gobernación del Valle en convenio con Global Connections to Employment y el Grupo Multisectorial, ambos en el marco del Día Internacional de la Discapacidad que se conmemora el 3 de Diciembre; estos reconocimientos los ha recibido por el trabajo realizado al interior de su empresa. De igual forma, recibió el reconocimiento  «Chao Racismo, Orden al Mérito Vallecaucano – Cruz de Caballero, el Zapatero del Milenio, entre otros»

Dentro de su trayectoría y por el trabajo en temas de inclusión, la Fábrica Calzado Rómulo ha recibido diferentes visitas y reconocimientos de Estados Unidos que han resaltado su labor y su contribución a la transformación social y empresarial de Colombia. Rómulo Marín, cuenta que desde la Cámara de la Industria Textil de Puebla y Tlaxcala -Citex , una vez le dijeron que “era la única empresa en el mundo con las características y normatividades  en temas de inclusión”, aunque reconoce que no ha sido fácil implementar la inclusión laboral, la felicidad de ayudar y darle bienestar a otras personas hacen que el esfuerzo valga la pena. 

Desde muy cerca, Rómulo conoce lo que viven las personas con discapacidad auditiva, por su hermano, quien fue su compañero de trabajo y eso le ha permitido comprender aquellas situaciones que se desconocen o no se les presta atención desde nuestra comodidad. Reconoce que su hermano es una persona muy trabajadora y que puede laborar sin tanta dificultad, lo que lo motivó a darle la oportunidad a más personas en la misma condición, para eso Rómulo Marín tiene varias razones que lo impulsan a seguir abriendo espacios de inclusión, afirma que: “la primera que más agradece es la mamá del auditivo, los hermanos y la familia también agradecen”, cuenta que las mamás de los diferentes trabajadores lo llaman a decirle: “le cuento que usted le devolvió la vida a mi hijo, usted no sabe lo feliz que estamos en la casa de que él pueda trabajar, él se siente muy feliz en el trabajo”, esas palabras lo llenan de emoción y alegría; lo hacen sentir satisfecho del deber cumplido. 

Rómulo Marín sueña con lograr adaptar un espacio solo para personas con discapacidad auditiva y tener entre 30 a 50 trabajadores, que son el número para ponerlo a funcionar. El trabajo, dedicación y esfuerzo que ha visto en los colaboradores, hacen que Rómulo les quiera brindar un espacio solo para ellos, un mundo para que se sientan en plena confianza. 

¿Cómo ha sido el proceso de inclusión laboral de Personas con Discapacidad?

En un viaje a Brasil conoció la máquina que empezaría a sembrar el camino de la inclusión laboral para personas con movilidad reducida en la Fábrica de Calzado Rómulo; aunque su destino era principalmente para el ejercito de Bogotá, un día se topó con Felipe, el primer colaborar con movilidad reducida en la planta, quien ya no hace parte del equipo pero, durante su estancia, dejó claro que su experiencia en Calzado Romulo lo marcó y lo hizo sentir sin ningún tipo de discapacidad, por el buen trato que siempre recibió de parte de ellos. 

La máquina adquirida le permite al trabajador hacer uso de ella con las manos sin necesidad del pedal, lo que le facilita el trabajo, en Calzado Romulo lograron replicar el modelo y adaptarlo a otras máquinas que vayan requiriendo, sin necesidad de comprar una nueva. 

En el 2015, el proceso de inclusión laboral se empezó a solidificar por el trabajo en conjunto con la Fundación Internacional  María Luisa de Moreno, que por medio el programa “Sin límites”, junto con la Alcaldía de Cali y la Secretaría de Desarrollo Territorial, decidieron ayudar a más de mil jóvenes a conseguir un empleo; es en ese momento en que la Fábrica de Calzado Romulo decide vincularse y brindar una oportunidad a las personas con discapacidad auditiva. Para concretar el ingreso de esos colaboradores se realizaron varias charlas dirigidas a los supervisores de la parte operativa, para conocer los ejercicios necesarios para comunicarse entre ellos. 

La inclusión de personas con movilidad reducida se estableció de forma más organizada por medio de un trabajo en conjunto con la Alcaldía de Yumbo, la Corporación CECAN -Exotechno y la Fábrica de Calzado Rómulo, que presentaron el programa de inclusión socio laboral física con uso de tecnología de Bipedestación.

El proyecto incorporó una silla de bipedestación, diseñada por Exotechno, que le permite a los trabajadores estar en posición vertical o sentados durante su trabajo. Desde diciembre del año 2018 a febrero 2019, la fábrica realizó las adecuaciones necesarias y reglamentarias como la adaptación de baños, demarcación del parqueadero y otros sectores para el ingreso de las primeros colaboradores con movilidad reducida. 

El compromiso por la inclusión laboral de la Fábrica de Calzado Rómulo se ha visto reflejada en sus colaboradores quienes expresan sentirse felices por la oportunidad y por el buen trato que reciben a diario, además de la responsabilidad social por garantizar esos espacios inclusivos que sirven de ejemplo para otras empresas en Colombia.

Imagenes cortesía Canal 2

Galeria: Inclusión laboral Fábrica de Calzado Rómulo

Los comentarios están cerrados.