Revista Digital CECAN E3

Examinar. Entender. Evaluar

Nace la Fundación SOSANDES

Fundación para la promoción del uso y generación responsable medioambientalmente de la energía.

Aprovechando que el número 25 puede adquirir visos importantes y memorables, y que esta es mi columna Nº 25 del Pensadero de Pablo Antonio en el año 2020, voy a contarles sobre un proyecto particular que algunos amig@s empezamos recientemente. Pero antes les voy a dar algunos antecedentes para mostrar como llegamos a la decisión de iniciar nuestro proyecto.

En primer lugar, muchos científicos consideran que estamos ante la 6ª extinción masiva de especies en nuestro planeta. Como muchos de ustedes saben, el 99.5% de las especies que han existido en la Tierra durante los 450 millones de años de la historia planetaria están extintas, y ahora con el cambio climático, el resto estamos al borde de la extinción si no cambiamos la manera en que venimos haciendo las cosas. Los científicos estiman que en los próximos 70 años vamos a perder la mitad de todas las especies que habitan el planeta ahora. Y además, somos los seres humanos, tal vez la especie más nueva en el planeta, los que estamos causando el calentamiento global y con ello el cambio del ciclo del agua que terminará en la extinción masiva. Y estamos causando ese calentamiento global con nuestras emisiones de CO₂, óxido nitroso y metano en tres grandes áreas que son: las emisiones por edificaciones, por cultivo de carne y por el transporte.

En segundo lugar, la mayor parte de esas emisiones provienen de nuestra economía basada en la industria petroquímica. Los plásticos que usamos en todas nuestras actividades, buena parte de la generación eléctrica, casi todo el transporte, los fertilizantes y pesticidas que usamos para cultivar nuestros alimentos, todas esas emisiones provienen del uso de combustibles fósiles.

En tercer lugar, nuestra forma de vida basada en el uso de combustibles fósiles es obsoleta por razones técnicas, éticas, medioambientales y económicas y no deberíamos seguir invirtiendo en mantenerla sino en cambiarla por una nueva que afortunadamente ya está disponible si queremos. Todo lo que debemos hacer es conocer esa nueva forma de vida, acogerla y promoverla. Solo obtendremos beneficios. El problema es que se trata de una revolución tecnológica, socioeconómica y política; y, como toda revolución, encontrará la resistencia de quienes se benefician del status quo. Sin embargo, el punto es que la revolución se está dando en todo el mundo, y no es cuestión de si Latinoamérica entrará en esa revolución, sino cuando.

En último lugar, estamos convencidos de que los estados latinoamericanos del área andina actualmente no están interesados en tomar parte en esa revolución sino en el antiguo enfrentamiento entre los políticos de izquierda y de derecha.

Nosotros creemos que sin importar nuestras convicciones políticas, lo más importante es trabajar desde el sector privado y la sociedad civil para promover un cambio en nuestros hábitos de consumo para reemplazar el uso de combustibles fósiles por fuentes de energía alternativas más limpias. Creemos además que ese cambió reactivará la economía, mejorará la productividad y hará nuestra sociedad más resiliente y colaborativa.

Haciendo un paréntesis, yo particularmente estoy convencido de que el futuro será uno en el que la sociedad tendrá acceso inmediato y de bajo costo a la información, la energía y al transporte, y que haremos uso de esa disponibilidad de recursos para beneficio incluyente de todos los miembros de la sociedad. Una sociedad en la que el conocimiento y los servicios se compartirán a precios cada vez más bajos y sin necesidad de contravenir la necesidad de proteger la propiedad privada. Pero también estoy convencido de que las constituciones de los países van a tener que cambiarse para poder ajustarse a las nuevas necesidades de la nueva sociedad que las tecnologías disruptivas como el almacenamiento de energía eléctrica cada vez más barato, la cada vez mayor eficiencia de las celdas fotovoltaicas, el internet de las cosas y la digitalización de las relaciones sociales, están generando.

Por todo lo anterior, me complace anunciar que un grupo de amig@s hemos creado la FUNDACIÓN SOSANDES para la promoción del uso y generación responsable medioambientalmente de la energía. Nuestra intención es promover en la sociedad el uso de energías alternativas mediante la información de los adelantos tecnológicos y productos que permitan cambiar las fuentes fósiles de energía por fuentes más limpias, y además mediante la incubación y/o financiación de emprendimientos que busquen el cambio de energías fósiles por energías alternativas.

Próximamente estaremos iniciando con nuestras campañas informativas y poniendo a disposición del público en general los productos que permitan trabajar en pos de nuestro objetivo de una sociedad sin huella de carbono y protectora de la vida en general. Si alguien está interesado en nuestros puntos de vista y proyecto lo invito a comunicarse con nosotros. Puede dejarme un comentario en esta columna o puede escribirme al twitter @paperezvalencia.

PABLO ANTONIO PEREZ VALENCIA.