¿Qué pasaría si todos los caleños aprendiéramos a confiar?

31

La confianza es el principal ADN de los negocios. Sin ella ningún empresario habría podido llegar a hacer fortuna. La historia de todos los grandes visionarios y empresarios del mundo parte de la capacidad y auto confianza a la hora de INVERTIR. Para invertir debes depositar tu confianza en aquellas personas a quienes entregas tus recursos, tiempo, empeño y conocimiento.

Una ciudad, un país y un mundo en donde la confianza es el pan de cada día aumenta los niveles de ingresos de los ciudadanos y garantiza el flujo del dinero. Por el contrario, cuando empieza a haber intrigas, desconfianza, miedo y zozobra las personas guardan sus recursos y ese es el principal motivo por el cual fracasan muchos negocios al inicio de su actividad.

A finales de 1800 el comerciante alemán Silvio Gesell escribe su tratado sobre el flujo del dinero. Las teorías de Gesell parten de la confianza. Basado en los principios de Gesell el alcalde de una pequeña localidad llamada Wolgl en Alemania, logró construir un sistema monetario previo a la segunda guerra mundial el cual redujo el desempleo y mejoró la calidad de vida de las personas. La película se puede ver en el siguiente enlace.  

Los principios monetarios de Gesell parten de un postulado y es: si el dinero cambia rápidamente de manos se aumenta la confianza y se logra un mejor flujo de la economía. Por el contrario, cuando a causa del miedo las personas guardan su dinero se origina el hambre y se reduce la confianza.

Los colombianos vivimos en uno de los territorios más fértiles y abundantes del mundo. Tenemos todos los pisos térmicos, dos mares, ríos, páramos, carbón y esmeraldas. En el Valle del Cauca tenemos un terreno inmensamente rico. Nuestro principal desafío es superar el miedo y confiar en nosotros mismos. En medio de la pandemia nuestra organización: Lapapaya ha salido a dar papaya. Confiar en las personas, trabajar en equipo, liderar procesos que mejoran e incrementan la calidad de vida de la gente. Hemos aprendido a sobrevivir en medio de la crisis y nos hemos dado cuenta que los caleños somos gente buena, optimista y desinteresada. Tenemos el sueño de una mejor ciudad y un mejor país. Para materializarlo solo necesitamos confiar en nosotros mismos.

La confianza es un valor que se va adquiriendo con el tiempo, el esfuerzo, el trabajo y los resultados. Para nadie ha sido fácil salir adelante en medio de la crisis, pero solo si aprendemos a confiar y trabajamos en equipo lograremos sacar adelante nuestra región.

Con coraje, valentía, optimismo y ganas de salir adelante.

Nos espera un futuro próspero y abundante: si, solo sí aprendemos a confiar en nosotros mismos y posteriormente trasladamos esta confianza a nuestros círculos más cercanos.

Seguiremos dando papaya y trabajando por la ciudad que amamos.

Felipe Velásquez

Arquitecto

Los comentarios están cerrados.