Salud emocional (132)

29

Respetar la diferencia.

Por: Gloria H.

Es un momento importante para el país, porque se presenta un acontecimiento especial que siempre, siempre tiene dos miradas. Lo más importante es entender y aceptar que no hay una sola verdad, cada quien tiene su propio argumento e intentar convencer al otro de mi verdad; es un trabajo imposible. Además debo respetar la diferencia. Es un momento donde la emotividad esta a flor de piel. Las pasiones enceguecen: la ira, la venganza, la impotencia, el dolor o por el contrario, la alegría, el triunfo, sentirse ganador, son emociones que nos llevan a comportamientos inusitados si no hago conciencia de ellos. Lo valioso es no desbordarse. Lo significativo es aceptar que sucede lo que corresponde y es un momento crucial para recordar el valor de las instituciones.

¿La pandemia nos ha ayudado a pensar y sentir diferente? ¿Acepto al otro tal cual es, sin querer meterlo a mi molde? Si solo tengo epítetos, insultos y descalificaciones, significa como lo dijimos ayer, que mi nivel de conciencia es primario. No acepto argumentos y solo vomito ira. No puedo escuchar criterios diferentes y lo único que hago es defenderme atacando. ¿Quién pierde?


El país ha cambiado, ha madurado porque las generaciones crecieron y se anhela un futuro diferente. Hay quienes pueden pensar que existen ganadores y perdedores. Quisiera esperar que pudiéramos sentir este momento como un momento muy significativo para honrar y respetar la diferencia. Si muchos, los que quieran unirse a esta causa lo practican, empezaríamos a sentir que hemos crecido como personas y estamos construyendo un país donde cabemos todos. Así no pensemos igual.

Los comentarios están cerrados.