Revista Digital CECAN E3

Examinar. Entender. Evaluar

Salud emocional (212)

Será lo que corresponde.

No es fácil el momento sobre todo porque no lo podemos controlar. No depende de nosotros y pareciera que algo o alguien estuviera manejando los hilos del destino. ¿Qué va a pasar en EE. UU.? ¿Qué va a pasar con el mundo? Lo que corresponde, así no nos guste o no estemos de acuerdo. Cuál republica bananera de tercera categoría, Trump amenaza con desestabilizar al país si no gana. Sucederá lo que tiene que suceder. Es lo que ellos y el mundo entero requieren para despertar. Pareciera que más fuerte que el virus, más dañino o desestabilizador que el Covid-19 es el virus Trump. Descarada, cínicamente, ha traspasado todos los límites: insultos, burlas, descalificaciones, mentiras, sarcasmos, todo lo que ha querido lo ha hecho como si fuera el dueño del planeta. Ha creado una realidad a su manera y la transmite para que desde la ignorancia muchos la sigan. Es casi que un mundo prepsicotico pero, es lo que corresponde.

Si el imperio se desploma, es lo que corresponde. Si las elecciones suceden en paz, es lo que corresponde. Si se respetan las decisiones de la mayoría, es lo que corresponde. Si hay caos y desórdenes, es lo que corresponde. Si Trump se le atraviesa a la democracia es lo que corresponde. Venimos a la vida a aprender y mañana viviremos una lección increíble e inolvidable que nos ayudará a seguir despertando. La aceptación de los acontecimientos es el primer peldaño de crecimiento interior. Y aprender a vivir en medio del caos, (si corresponde) es nuestro segundo aprendizaje. La humanidad ya ha vivido crisis cómo estás solo que hoy la tecnología nos conecta con todo el mundo y en “la aldea global” todo parece más cercano y dramático. Lo importante es que cada quien no pierda el norte, se conecte con la energía de su corazón y enfrente el miedo. La incertidumbre nos vuelve creativos pero frente al temor solo la confianza de que vivimos lo que corresponde y no es contra nosotros, nos brinda las herramientas para continuar. Es lo que corresponde.

Por: Gloria H.