Revista Digital CECAN E3

Examinar. Entender. Evaluar

Salud emocional (216)

Fresquito

Si se siente un fresquito, una energía diferente que viene transmitida de sus protagonistas. Lo que va de Biden a Trump, lo que va de la soberbia a la sencillez. Para muchos demasiado pasivos, demasiado viejo, pero creo que por necesidad de compensación es perfecto para este momento. Es hora de dejar de un lado la arrogancia, la prepotencia y sentir a un mandatario capaz de tender la mano, más cerca de sus compatriotas. Aún más, Biden habla de “sanar el alma americana”. Incluir el concepto de alma (cualquiera que sea su definición) ya genera una postura diferente. Algo de trascendencia no le cae mal al mundo en este momento y menos a un país como Estados Unidos. Y más viniendo de un hombre que ha sufrido. Porque definitivamente las personas que han sufrido y pueden integrar ese sufrimiento a sus vidas, son diferentes, se comportan de una forma mucho más compasiva. Ambos, Biden y Kamala han vivido momentos difíciles, han manejado fracasos y derrotas, por lo tanto están marcados por la condición humana.

La sensación es como haber terminado con una pesadilla, como haber salido de la oscuridad y volver a encontrar la luz, el camino. Fueron 4 años seguidos de irrespetos, agresiones, mentiras, burlas, donde la decencia y el buen trato se perdieron del todo. En vivo y en directo el mundo conoció lo que es un narcisista y cuán nefasto es su actuar. Las enfermedades mentales en cualquier individuo son delicadas y más en la presidencia de un país. Aquí tuvimos una clase magistral (y dolorosa) de lo que puede llegar a hacer una persona con problemas emocionales gestados en su infancia. El libro de su sobrina, psicóloga clínica, Mary Trump “Siempre demasiado y nunca suficiente” es una radiografía dramática de lo que pueden dañar a un niño sus aprendizajes familiares. Pero es el fin de una pesadilla, se percibe energía de reconciliación. No va a ser fácil porque 70 millones personas aún creen que Trump fue un buen presidente. “No puedo respirar” no solo es el grito de una minoría. El mundo entero puede ahora empezar a respirar en paz.

Por: Gloria H.