Revista Digital CECAN E3

Examinar. Entender. Evaluar

Se cae San Francisco, se cae el patrimonio

¿Por fin nacerá el Instituto Distrital de Patrimonio Cultural de Cali?

En estas últimas semanas estallaron acontecimientos que requieren ubicar en la agenda prioritaria el Patrimonio cultural material en Cali antes de que sea tarde. Los casos del derrumbe de la Iglesia de San Francisco, la dramática situación del colegio Republicano de Santa Librada, el deterioro y puesta en marcha de una campaña para reunir recursos para la Iglesia de La Ermita, las intervenciones al Edificio Coltabaco para adecuar la nueva sede del IPC y la convocatoria próxima para el proyecto bulevar de San Antonio que conectaría a nivel San Antonio con el Centro histórico, nos permite exigirle a la Alcaldía, a la Gobernación y al Ministerio de Cultura la creación del ente gestor del Plan Especial de Manejo y Protección (PEMP) del centro de la ciudad, adoptado en la Resolución 1810 de 2015 por el Ministerio de Cultura.

La Alcaldía con su reforma administrativa en el 2016, por primera vez creó un organismo que se encarga del patrimonio de Cali, con la Subsecretaría de Patrimonio, Bibliotecas e Infraestructura Cultural (SPBIC) adscrita a la Secretaría de Cultura, sin embargo, como su mismo nombre lo dice tiene diversas responsabilidades que no le permiten gestionar efectivamente la conservación del patrimonio. Revisando el Plan Operativo Anual de Inversiones POAI 2022, la Secretaría de Cultura de Cali tiene el 2,2 % del presupuesto de la ciudad, cifra que corresponde a 86.000 millones aproximadamente. Llegando al detalle, los proyectos inscritos que tienen que ver con el patrimonio – Protección de los inmuebles declarados como Bienes de Interés Cultural de Cali – Conservación Patrimonial del Centro Cultural de Cali – Inventario de Bienes Muebles de Interés Cultural de Santiago de Cali- Protección de la infraestructura Patrimonial de Cali – no llegan ni al 2 % del presupuesto de la Secretaría, es decir que no supera los 2000 millones. Si se tiene en cuenta los recursos necesarios para intervenir los bienes mencionados al principio, esta cifra es ínfima.

Lo anterior, pone en urgencia la situación y sí realmente hay voluntad por salvaguardar el patrimonio se requiere crear el ‘Instituto Distrital de Patrimonio Cultural de Cali’ como ente gestor del centro, quien se encargaría de coordinar las tareas que hace la SPBIC y ampliar los instrumentos de gestión y articulación con actores para promover la conservación y sostenibilidad de los Bienes de Interés Cultural, entre muchas otras. Ello implica un esfuerzo interinstitucional entre la Alcaldía de Cali, el Ministerio de Cultura para que garantice recursos anuales, la Gobernación del Valle del Cauca y también a la Universidad del Valle con el CITCE – Centro de Investigación en territorio, ciudad y espacio- quien fue el formulador del PEMP. La Sociedad Colombiana de Arquitectos Valle del Cauca, las facultades de arquitectura de la ciudad, la academia de historiadores del Valle del Cauca y el Observatorio Ciudadano del Patrimonio de Cali tienen la oportunidad de sentar las bases

¿Lo podrá dejar Jorge Iván Ospina este año y medio que le queda, articulado a un nuevo Gobierno nacional o tendrá que ser agenda para la siguiente Administración? ¿Por fin nacerá el Instituto Distrital del Patrimonio Cultural de Cali?

Por: Julián Esteban Ricci