Revista Digital CECAN E3

Examinar. Entender. Evaluar

Una región competitiva

El Valle del Cauca ha tenido grandes retos en los últimos años, si bien es cierto que otras regiones han tomado la vanguardia en competitividad e innovación, y los tradicionales años del Valle del Cauca como pionero y ejemplo nacional se han visto relegados, los retos empresariales y comerciales han tomado nuevos rumbos con recientes compromisos gremiales y altas expectativas de acuerdo a una consciencia cada vez más generalizada de una región que cumple con todos las virtudes de un progreso continuo y permanente.

 Los empresarios del Valle del Cauca tienen hoy altas expectativas con grandes proyectos que se vislumbran: Ciudad Paraíso no solo será un motor económico y comercial de gran impacto para la economía del país, sino un nuevo ejemplo de urbanismo y de concepto de ciudad que tendrá fuertes efectos en la competitividad nacional y en la expectativa de otras regiones sobre sus propios conceptos de progreso urbano. Por tal motivo el valle del cauca es ahora un constante laboratorio de ideas renovadas y proyecciones aterrizadas de inversión que beneficiarán el sector más dinámico de la capital: el centro de Cali, así como la ciudadanía que tendrá en su terminal y estación de rutas del trasporte masivo en el mismo centro comercial de la manzana de Ciudad paraíso un lugar de concentración, esparcimiento y dinamismo que permitirá un nuevo rostro cívico.

Los empresarios del Valle del Cauca tendrán en el futuro próximo una ciudad más acorde a sus inversiones y una alta innovación que beneficiará el tránsito y los visitantes al centro de Cali como un sector altamente productivo y abierto en todos los sectores y campos: turismo, centros religiosos, centros comerciales, sector bancario y espacios de diversión y tránsito peatonal acorde a las exigencias de los nuevos tiempos.

Asociación de empresarios y comerciantes del centro de Cali, Grecocentro.

Nota de editora: El Grupo Multisectorial en su espacio de los martes invita a sus afiliados a escribir esta columna de opinión, en esta oportunidad el turno fue para Grecocentro.