Revista Digital CECAN E3

Examinar. Entender. Evaluar

Del levantamiento popular al movimiento social

No importa si militarizan y paramilitarizan los barrios populares de Cali, tampoco importa si las barricadas son arrasadas por enormes tanquetas de guerra, menos importa si destruyen la olla comunitaria o si destrozan la biblioteca popular creada sobre las ruinas de una estación de policía, tampoco cambia algo si borran los grafitis que dicen “¿Quién Dio la Orden? – Ya Sabemos Quién dio la orden”, y mucho menos importa si los seudo periodistas, los noticieros de pacotilla y los mensajes de odio en redes sociales atacan a la valiente resistencia caleña.

Ustedes, juventudes populares ya ganaron, derrotaron al fascismo y al autoritarismo, se enfrentaron con dignidad y valentía a los fusiles, pistolas y changones de la “gente de bien”; desnudaron una faceta más del terrorismo de Estado, expusieron la desigualdad social y denunciaron ante el mundo la exclusión, el clasismo, el racismo, la pobreza y la violencia que imperan en la sociedad colombiana. Gracias a ustedes, juventudes barriales, la elite corrupta y mafiosa se desmorona, se hace añicos, por eso les disparan, por eso los atacan, por eso los tachan de vándalos, terroristas y gamines; la “gente de bien” está desesperada y asustada porque saben que su derrota es definitiva.

Sin embargo, la victoria no significa que las calles deban apaciguarse, todo lo contrario, para mantener el triunfo es necesario convertir el levantamiento popular en un poderoso movimiento social, un movimiento que sea ejemplo y guía para los pueblos oprimidos de Colombia y del mundo. Esta transición no es responsabilidad exclusiva de la “Primera Línea “ni de las juventudes populares que han estado a la vanguardia de la resistencia; es imprescindible la participación y apoyo de todas las fuerzas sociales y políticas alternativas. La lucha política y la resistencia popular debe continuar. 

Por un lado, es perentorio cambiar la relación de fuerzas en el Estado y para eso es ineludible transformar el congreso, la presidencia, alcaldías, concejos municipales, gobernaciones y asambleas departamentales:  votar masivamente por demócratas para derrotar a los políticos mafiosos, señoriales y corruptos. 

El otro escenario es el territorio urbano y el trabajo comunitario. El movimiento social se gesta en la barricada, en lo popular, en el barrio. Será una lucha política y cultural de largo aliento, interconectada, coherente y autónoma. No interesa quien gobierne de aquí en adelante, no interesa cómo quede conformado el congreso; el movimiento popular continuará, cambiarán las formas y las estrategias, pero el movimiento barrial no puede terminar ni depender de nada ni de nadie.

Pero ¿Cómo mantener la resistencia para pasar hacia la construcción de un movimiento social? No estarán solos en la lucha, el acompañamiento decidido de académicos, artistas, organizaciones sociales, trabajadores, la cooperación internacional, empresarios familiares, carpinteros, joyeros, herreros, deportistas, panaderos, campesinos, estudiantes, profesores, indígenas, negros, permacultores, pensadores, artistas, músicos, escritores, periodistas y los demás demócratas, hombres y mujeres, comprometidos con la causa, será fundamental para construir un movimiento social autónomo, popular y poderoso.

De manera respetuosa y sin ánimo de suplantar, desconocer u opacar las acciones que valientemente están desarrollando tras las barricadas, propongo nueve ejes estratégicos y una serie de acciones que, desde mi humilde perspectiva, aportaran a la creación de un movimiento social poderoso. La forma de organización para desarrollar este primer esbozo de plan de acción dependerá de ustedes. Tal vez la mejor forma sea crear un movimiento horizontal, organizado en comités temáticos y subcomités operativos. Aunque es muy difícil, es importante evitar a toda costa la verticalización y cooptación del movimiento por parte del Estado o de otros actores aparentemente neutrales, bien intencionados o indefensos. De ellos, ustedes solamente necesitan exigir garantías de seguridad y total respeto por su proceso, todo lo que se acople a ello, será bienvenido, si así lo decidiesen.

Propuesta de Plan de Acción para la construcción cooperativa de un movimiento social

Visitas: 297